Varios

De coches oficiales

Published by:

En tiempos de crisis todos sabemos que hay que apretarse los cinturones; y nuestra querida clase gobernante como siempre ha decidido predicar con el ejemplo; empezando por el presidente de esta nazón chamada Galiza nuestra querida Galicia que ha decidido que su coche oficial ya no aguantaba más y se ha pulido 480 mil euros en uno nuevo.

coche

Vaya por delante que yo no sé cuanto cuesta un coche oficial; de hecho, he sido delegado de clase pero nunca me concedieron el Aston Martin negro que tantas veces solicité como coche oficial. Ahora bien, leyendo por ahí, parece ser que de los 480 mil euros, tan sólo 50 mil euros son destinados a las medidas de seguridad; lo que me hace pensar en por qué tenemos que pagar un coche de 430 mil euros para el presidente de una comunidad autónoma.

Mientras le cambiaban el ambientador de pino por la placa de “Precaución amigo conductor” y metían los discos de Ana Kiro y Juan Pardo en el cargador de CDs (con radio-CD y MP3 ya subía mucho el precio y hay que contener el gasto, que estamos en crisis) los ¿responsables? de la Xunta han declarado que “no es para tanto, Fraga tenía dos iguales“. Entonces, si Fraga se tira por un barranco… ésta gente se tira, pero sólo hasta la mitad, ¿no?

Porque seamos serios… ¿quién puñetas va a querer cargarse al Presidente de la Xunta? ¿realmente necesita un coche con todas esas medidas de seguridad? Si todos sabemos que el mejor método para eliminar a cualquier político de Galicia es una nécora-bomba.

Touriño; los taxis y el transporte público también existen.

Varios

Superheroes: ¿con poderes de serie o añadidos?

Published by:

Más o menos cuando apareció por Youtube el primer trailer de la peli de Iron Man, recuerdo que tuve con mi amigo y compañero Elrohir una pequeña charla sobre superheroes, de esas tipo “el superhéroe A mola más que el B porque…“.

El caso es que llegamos a un punto interesante en la discusión; Elrohir sostiene que superhéroes como Iron Man o Batman son sólo unos millonetis jugando a ser superhéroes y que molan más los que ya traen los poderes de serie, como Spiderman o Superman.

superheroes

Yo en cambio, creo firmemente que los superhéroes sin poderes (los ya mencionados Batman y Iron Man) tienen más mérito precisamente por ser personas normales y corrientes, que debido a su talento, ingenio y entrenamiento llegan a dar el nivel de superheroes. No necesitan de superpoderes para ser superhéroes.

Aunque sobre Iron Man no me gusta que en la serie “Ultimate” de Marvel hayan cambiado su historia de magnate de la industria armamentistica apresado que construye la armadura para proteger su corazón etc, etc. a “hijo de magnate que nació con la habilidad de que su piel se regenerase y cada célula de su cuerpo fuese tejido cerebral por lo que todo su cuerpo es su cerebro“. Y digo que no me gusta, porque eso es cojer a un tío originalmente sin poderes y convertirlo de golpe y porrazo en otro superhéroe que nació distinto a los demás críos.

Pero dejando manías personales al margen, ¿y vosotros que opináis?

Sobre Mi

Cómo tendría que ser mi funeral

Published by:

En primer lugar, nada de enterrarme bajo tierra, que eso de que haya una lápida con nombre para que quien me eche de menos vaya allí a llorar y a dejarme flores me da muy, pero que muy mal rollo. Se siente, haberme disfrutado en vida. Como no creo en reencarnaciones ni cielos, infiernos o demás historias (la vida es como una partida de videojuegos sin trucos ni vidas extra, si te mueres te jodes, GAME OVER); así que pienso dejar por escrito que se me incinere.

Otra cosa que tengo clara es que no quiero ninguna ceremonia religiosa ni la presencia de ningún sacerdote/reverendo/chamán/gurú/cerrajeros Valencia/curandero en menos de 500 m a la redonda. En su lugar, una mesa con un catering para que los asistentes se tomen unas tapas y unas copas y si quieren que cuenten cualquier anecdota relacionada con mi persona (que no es que tenga un excesivo interés en ser la temática central de la reunión, pero es que es mi funeral copón). Además, alguien se ocupará de requisar a la entrada todo tipo de teléfono móvil, PDA, etc. que pueda empezar a sonar durante mi funeral. Porque pongo al capitán Haddock como testigo de que si durante mi funeral escucho un maldito politono volveré desde el más allá (aunque no crea en ello) sólo para atormentar a dicha persona durante el resto de su existencia.

Y como fin de fiesta, al más puro estilo película bélica hollywoodiense, que cubran mi féretro (una caja simple, como las de las pelis de vaqueros; que como único detalle llevará grabado “Himliano” con la tipografía Georgia) con la bandera de Gondor, que es la única bandera con la que autorizo que me represente, como ya sabéis; y que me metan en la pira/horno/barbacoa mientras suena de fondo “Stairway to Heaven” de Led Zeppelin.

240px-Flag_of_Gondor.svg

Después lo que hagan con las cenizas me la trae bastante floja, el que quiera llevarse un puñado para abonar la huerta (porque la ceniza para eso es cosa fina) es libre de hacerlo si así lo desea. Había pensado en dejar por escrito que se montase una pequeña churrascada tras el funeral (por aquello de que el churrasco es mi plato favorito) pero considerando que se acabará de quemar mi cuerpo igual es un poco macabro de más que se sirva la comida de un cerdo a la brasa. No porque haya a quien le pueda parecer mal; sino porque algún cabrón podría decir que comió cerdo a la brasa después de ver como quemaban a un cerdo muerto; y va a ser que no.

Un saludo.

Varios

Los autoestopistas

Published by:

Desde que tengo uso de razón, uno de los colectivos sobre los que circulan las más variopintas y macabras leyendas urbanas son, sin lugar a dudas, los autoestopistas.

1990332946_f54cd3f286Historias alucinantes y que abarcan desde la del amigo del amigo del primo de uno que una vez cogió a un autoestopista con bigote (para más señas) para ser posteriormente violado por el susodicho bigotudo, hasta la, ya mítica, historia del camionero Ramón, cuando recogió a una señorita autoestopista a la que empezó a meter mano mientras canturreaba su cancioncilla de “Me llamo Ramón y voy en mi camión“, a la que la joven, dejándose sobar, respondía con un elocuente “Me llamo Pascual y voy de carnaval“.

Pero sin lugar a dudas, lo que me ha llamado de veras la atención de los autoestopistas desde siempre, es lo que yo llamo los autoestopistas estáticos.

Me explico, dentro del variopinto conjunto de los autoestopistas, podemos agrupar a todo el mundo dentro de dos grandes grupos; los estáticos y los que se mueven.

Los que se mueven son los típicos que van andando del punto de origen al de destino y mientras tanto, van haciendo autoestop. En cambio, los estáticos, están parados en un sitio, esperando a que alguien pare y los lleve.

La verdad es que nunca he hecho autoestop; y digo yo, ¿no sería mejor usar la modalidad de ir andando mientras haces autoestop? Más que nada porque si no te recoge nadie siempre te queda el consuelo de que ya estás más cerca de tu destino, ¿no? Sólo de pensar en tirarte un par de horas quietecito en un lugar esperando a que alguien te lleve, para ver luego que, no sólo tienes que hacer el camino andando, sino que además has perdido un tiempo considerable para nada; se te tiene que quedar una cara de gilipollas descomunal.

Pero bueno, que sé yo. La próxima vez que recojáis a un autoestopista y éste os viole, os agradecería que dejáseis un comentario contándonoslo para que podamos deciros: “Te lo dije“.

Venga, mojaros, contarnos vuestras anectodas relacionadas con tan ancestral forma de viajar. Tan ancestral, que incluso en algunos sitios es un deporte.

Varios

Multas de tráfico increíbles en el mundo

Published by:

Ir con el coche y que te pongan una multa por violar alguna norma de tránsito ya es bastante molesta incluso aunque se trate de una de las habituales y nosotros mismos aceptemos que hemos cometido un error. ¿Pero qué pasa en aquellos sitios en los que podemos encontrarnos con multas que resultan realmente poco probables y aún así se nos imputan? A continuación vamos a enseñarte entonces algunas de las multas de tráfico más curiosas del planeta.

3_multasrarasPor ejemplo, una de las multas curiosas que más de un conductor de coches ha sufrido es la que se corresponde con ser besado mientras estamos al frente del vehículo. Esto tiene que ver con que en las leyes respectivas se establece que incluso recibir un beso en la mejilla puede limitar la capacidad de movimientos de la persona que conduce el coche. Por eso ya sabes, si te encuentras conduciendo acompañado por su novia o mujer, mejor que no te toque cerca de los guardias civiles.

Por increíble que parezca, podrías llegar a perder puntos incluso del carné de conducir aunque la multa que se te imputa no tenga nada que ver con ir a bordo de un coche. De hecho, se conocen casos en los que personas que salen a hacer running, es decir salir a correr, y deciden hacerlo sobre el lado de alguna carretera, situación que puede llegar a ser un poco peligrosa, pueden ser multados como si cometieran una violación a las normas de tránsito. O sea que ni siquiera dejar el coche en casa te salvará si eres imprudente al realizar ejercicio físico.

Ahora bien, ya has visto que podrías ser multado con una buena cantidad de euros si vas en el coche, y también si vas caminando. Lo que de seguro no imaginabas es que tampoco podrás librarte de la guardia civil si estás encima de tu bicicleta paseando plácidamente y se te ocurre comer un croissant, pues de hecho un ciudadano del barrio barcelonés de Sabadell fue sancionado hace un par de años, pues se le imputó el estar conduciendo de forma “temeraria”.

Varios

Sobre la ley de identificación de los móviles prepago

Published by:

Están estos días dando la lata en la radio a todas horas con lo de que si tienes un móvil prepago tienes que identificar tu número con tus datos porque, de lo contrario, tu número es dado de baja automáticamente. Si queréis más información váis a google y buscáis “identificar móviles prepago“. La coletilla que repiten en todos los medios es que es una medida del Ministerio del Interior para luchar contra el terrorismo internacional y el crimen organizado.

Bien, vale; yo no es por poner en duda el trabajo del Ministerio de Interior, que creo que sabrán mejor que yo lo que hay o no hay que hacer para luchar contra el crimen; pero hay una reflexión que me lleva taladrando la mente desde la primera vez que oí la noticia y no soy capaz de de negarme a compartirla con vosotros:

Si alguien tiene los medios para hacerse con explosivos/armas/lo_que_sea y además de ello tiene los recursos necesarios para planear y llevar a cabo un atentado terrorista… ¿os creéis que no va a ser capaz de conseguir un móvil si lo necesita?

Es que es de traca vamos, anda que no habrá formas y formas de hacerse con un móvil si estás dispuesto a todo. Qué se creen, ¿que los terroristan actúan como los soldados de las guerras de Gila?

– Hola, buenos días, quiero un móvil prepago.
– Tiene que darme sus datos.
– No puedo; es que soy terrorista internacional y soy muy celoso de mi privacidad.
– Ya decía yo que era raro que usted llevase pasamontañas con el calor que hace hoy…

terroris

Pero bueno, que sabemos nosotros; si somos unos frikis que han visto demasiadas veces “V de Vendetta” y vemos conspiraciones por todas partes…

Bienvenidos a la conspiranoia.

Sobre Mi

El Ejército perfecto

Published by:

Para conquistar el mundo por la fuerza hay quien desearía tener un ejército de robots, otros preferirían un ejército de clones a lo “Star Wars“, mientras que otros preferirían tener miles y miles de diminutos Chuck Norris.

Pues todos ellos se equivocan; estoy absolutamente convencido de que el día que me decida a conquistar el mundo formaré un ejército de HOYGANS que arrasarán todo lo que pillen a su paso. Sólo de imaginarlo me pongo hasta cachondo.

Y es que son todo ventajas: soldados leales, cortos de mente (ideal para mandarlos a misiones suicidas sin que protesten) y abundantes en número. Podrías reunir varios millones de peones en un visto y no visto. Además, es imposible que los vuelvan contra ti lavándoles el cerebro (ni siquiera con lejía de esa que no amarillea la ropa); ya que por todos es sabido que la mente de un HOYGAN es como un CD-R virgen; una vez que grabas algo en él ya no lo puedes cambiar o borrar; tienes que tirar ése y pillar otro o aguantarte. ¡¡Todo son ventajas!!

Que se ponen enfrente miles y miles de soldados… fácil, les dices a tus tropas que detrás de esos soldados hay “IPODS Y PELIS DE STAR WARS GRATIS” y que si se cargan a los tipos esos que hay en medio se lo enviarán todo a su MSN.

oigan

Y las columnas de trolls avanzarían por el campo de batalla ensordeciendo al enemigo con sus gritos de batalla: “CACHA LA WEA MAN!! GRASIAS DE HANTEBRASO, TE VOY A JUANKIAR EL MESENLLER!!” El enemigo, desmoralizado, no entendería ni una sóla palabra y tendría que correr. Da igual que con cada cañonazo se cargasen a 20 o a 30, otros tantos ocuparían su lugar impulsados por haber malinterpretado mal el post de un blog. La victoria de un HOYGAN es sólo cuestión de tiempo; así lo refleja el teorema de San Pitágoras (patrón de los catetos).

Y si mezclas HOYGANS con religión saldrían unos seres tan potencialmente peligrosos que da miedo sólo de pensar las maldades que se podían perpetrar. Es el sueño de todo tirano. (Éstos días ha habido una curiosa mezcla de HOYGANismo, LHC, cristianismo y alarmismo barato, como bien reflejan Manueru y Sparkster en dos ocasiones)

Sin embargo, podemos estar tranquilos, aún en el supuesto que tal cosa ocurriese derrotarlos es fácil; podríamos proteger todas y cada una de las ciudades del mundo poniendo a las afueras unos cartelones enormes que pusiesen (lo más grande posible, para atraer su atención):

Sobre Mi

Aventuras de un proto-electricista: La caja de Pandora

Published by:

Un lunes cualquiera, ocho y media de la mañana. Un grupo de gañanes se preparan para asistir a una clase teórica de tres horas. Hay caras de sueño; pero no hay problema; quien más quien menos ya ha planeado echar alguna que otra cabezada durante la mañana. No saben la que se les viene encima.

Nada más entrar, se nos comunica que hoy vamos a cambiar dicha clase teórica por tres horas de prácticas en el taller para acabar el montaje que estamos llevando a cabo (instalación de una CGMP + Contador de doble tarifa con discriminación horaria + reloj controlador + contactor + embarrado de protección; un lío de tres pares de narices, nos llevó un total de 12 h acabarlo). Aunque al principio hay un pensamiento generalizado que coincide en el “de puta madre” pronto vemos que no es oro todo lo que reluce.

Al no ser día “oficial” de prácticas ni dios tiene el manual práctico (bueno, sí, hay dos o tres hojas que tiene alguien por ahí sueltas). Así que tendremos que montar el asunto a ciegas intentando recordar lo que dice en el manual. Añadidle la dificultad de que es lunes y aun no son las nueve de la mañana. Además, ¿quien cojones se aprende de memoria algo que pone en un papel que puede consultar en cualquier momento?. Rebuscando por ahí nos encontramos un esquema unifilar de algo que se parece a lo que tenemos que hacer (pero sin secciones, dimensiones, características de los cables, etc.), Casi como montar un BMW siguiendo una foto de perfil de un Audi.

Cómo ya he dicho, era lunes, y si habitualmente ando espeso, imaginaos un lunes.

Pero bueno, que para machotes nosotros, así que tras mentalizarnos nos ponemos al chollo. En un momento dado tenemos que instalar la caja de la que parte la pica de la toma de tierra (que debe ir enterrada); y como mi compañero Artaín (el hombre que había bronceado el polímetro) estaba con el cuadro de protección me toca a mi hacerme cargo de la susodicha caja.

– Pilla la caja y hazle un agujero en la tapa de arriba y otro en la de abajo para que entren y salgan los tubos. Hazlos con esa corona.
– ¿Sólo uno por arriba y otro por abajo? (pregunto de nuevo, porque aun no he despertado)
– Sí, joder, espabila.
– ¿En el medio o pegados a algún lado en concreto? (yo insisto, porque lueogo no quiero líos)
– Mmm, no, pégalos a éste lado por ejemplo.
– ¿Seguro?
– Que sí joder, mueve el culo de una puta vez!! (nos tratamos en plan malotes pero nos llevamos bien, no vayáis a pensar mal)

Pues vale, ahí me voy yo con la caja, el taladro y la corona todo feliz; amarro la caja al tornillo de banco y enchufo el taladro. Apunto a donde voy a hacer el agujero, me conciencio de lo que voy a hacer y aprieto el bo… No, espera, antes de apretar el botón voy a ver si hay algo dentro, no vaya a ser que por empanado me cargue algo. Bajo la caja del tornillo, la abro y ¡oh, sopresa! hay algo. Una especie de borne seccionador. Además está muy cerca del borde de la caja con lo que si no tengo cuidado me lo puedo cargar… Vale, no pasa nada. Si controlo el taladro seguro que no me lo cargo [SPOILER: gran error].

Con mucho cuidado (como cuando los erizos se lo montan) hago un agujero perfecto, digno del Premio Nobel de Perforología. Perfecto; vamos con el segundo. Algo raro pasa, el taladro parece que ya no perfora tan bien, no es normal; voy a apretar un poco mas…

CLANK!!

Me cago en la leche, ya la he liado. Como buen gañán que soy no he sabido medir mi fuerza y me he cargado la grapa de dentro de la caja; además al soltarse ha arrancado un trozo de la pared de la caja, con lo que todo aquello sólo vale para irse directamente a la basura.

– ¿¿¿ Pero qué cojones has hecho??? (aquí Artaín se puso hecho una furia, estado que no abandonaría en toda la mañana)
– Joder, pues lo que tu me dijiste, los agujeros…
– Pero tu eres un puto muñón!! Jodiste la puta caja, ¡¡animal!! ¿Pero como cojones has hecho?
– Pues… estaba taladrando y se me ha escapado… y se ha jodido la grapa…
– ¿¿Pero por qué no has sacado la grapa antes de taladrar??

[Oh, wait]

– ¿SE PUEDE SACAR UNA GRAPA DE ESAS DE LA CAJA? O_0
– Sí, ¿¿es que no has visto los tornillos que llevan para eso??
– Joder, pues no…
– Tú eres tonto chaval…

Eso es para que veáis que yo cuando la cago lo hago a lo grande. Pero tranquilos, que además de tener bigote también tengo soluciones para todo: en el taller hay pegamento “del bueno” así que en pis-pas tengo aquello pegado y listo para colocarlo en el panel.

– Los agujeros los hecho mal, Him.
– ¡¡Pero me cago en la leche!! ¿¿Si me has dicho que los hiciese en éste lado??
– Sí, pero quedan mal, el cable entra muy justo… Hazlos del otro lado.
– Pero tú estas como una cabra… No ves que si hago éso ésto va a quedar como una chambonada.
– Pues tienes que hacerlo, porque si no tengo que cambiar el cable y si cambio el cable tengo que desmontar nosequé y si desmonto nosequé tengo que…
– Vale, vale…

Allá nos vamos mi cajita y yo de nuevo. Ahora sí, la abro y saco la grapa y sonrío: “Ya no me vas a pillar otra vez, caja del demonio.” Cojo el taladro y hago el agujero; pero el taladro sigue yendo mal. Me preparo para hacer el último pero algo pasa… el taladro se desestabiliza; ¡¡parece que está bailando la lambada!! y empieza a desmandarse. Acabo el agujero y lo poso. Tengo un dolor en la muñeca que parece que me ha pasado un camión por encima (maldito taladro poseído); pero, ¡que coño he hecho! Con una corona circular acabo de realizar un agujero perfectamente cuadrado con esquinas redondeadas.

– ¿¿Pero qué?? ¿¿Pero a ti que te pasa hoy?? (A Artaín le va a dar un infarto)
– Y yo que sé, el taladro se ha vuelto tonto. No hay quien lo domine.
– A ver gilipollas, lo tienes puesto en “taladro percutor”… ¿cómo se te ocurre?
– Es que el que tenemos en casa es sólo taladro y…
– Pero tú eres tonto!! Has hecho el agujero nuevo por debajo!!
– No, ése es el agujero nuevo de abajo, el de arriba está en el lado que me has dicho.

[Pausa dramática]

– PERO TU ERES SUBNORMAL!! SÓLO TENÍAS QUE HACER UN AGUJERO NUEVO POR ENCIMA, GILIPOLLAS!!
– Joder, tío, es que te explicas como el culo, no eres nada preciso dando instrucciones.
– Pero tu eres… Mira, paso; paso de tí y de la caja. Búscate la vida.

En ese momento suena la alarma de proximidad de profesor y cierro la caja a toda pastilla mientras me hago el sueco:

– Pero que… ¿quién ha hecho ésta chapuza?
– Aquí, el listo de mi compañero. (Que vengativo el Artaín, me la tenía guardada por haberlo vendido yo a él la última vez)
– Pero, Himliano, ¿que ha hecho aqui? ¿Como le hace cuatro agujeros a la caja? Ésto ahora no sirve, ¿no ve usted que así le va a entrar agua?

[Momento de lucidez de Himliano]

-Tranquilos todos, que ésto tiene fácil solución.

Me voy al almacén y me vuelvo con un rollo de cinta aislante, corto unos trozos y le hago unos parches a la caja. Además, la cinta es del mismo color que la caja; a cinco pasos no se nota la macro-chapuza. El profesor no sabe si reir, llorar o suspenderme de por vida directamente… Nos deja seguir.

Acabamos todo lo demás y me toca meter los cables de la puesta a tierra en mi cajita. Pongo el primero sin problemas; pero el segundo no se queda fijo porque es muy grueso; Artaín está al borde del colapso:

– Him, por lo que más quieras, ten cuidado, acuérdate que está sujeto con pegam…

CLANK!!

– ¡¡¡Me cago en mi p*** madre joder!!!

Pues sí, me lo cargué de nuevo. Al final cogí unos tornillos casi el doble de grandes de los originales y los apreté hasta que salían un poco por el otro lado. Una chambonada, sí; pero aquella maldita grapa no volvió a osar moverse.

Moraleja: Un lunes a las 8:30 de la mañana, lo mejor que se puede hacer es dormir.