Archivo de la etiqueta: Política

El Concello también se aprieta el cinturón

La tan manida crisis económica continúa sin remitir, y todo euro que podamos ahorrar es poco; por éso el Concello de Pontevedra ha decidido arrimar su granito de arena y apretarse el cinturón gastando lo mínimo necesario en proyectos de vital importancia para el bienestar común de todos los pontevedreses, como por ejemplo:

  1. 538 mil euros para la creación de una playa fluvial en el Lérez. Algo que todos coincidiremos en que es de vital importancia, ya que a tiro de piedra sólo teníamos las de Lourido o las de Marín; ¿cómo hemos podido llegar a 2008 sin tener una? Por fin dejaremos de ser una ciudad tercermundista para ser sólo un ayuntamiento bananero. (¿Qué os apostáis a que antes de un año desde su “inauguración” tendrán que rellenarla porque la marea se habrá llevado buena parte de la arena?
  2. 58 mil euros para hacer una marquesina para cobijar el botellón en invierno. Al igual que en el caso anterior creo que volveremos a coincidir en la gran importancia de proporcionar a nuestra población las mayores comodidades posibles para ejercer su derecho constitucional a tajarse en la calle, como bien afirma Guillerme Vázquez (Concejal de Seguridad Urbana):
    Su función evidente es permitir que los jóvenes se cobijen en invierno del frío y la lluvia mientras practican el botellón en el parque Rosalía de Castro

    Creo que ya tienen casi preparada para aprobación la primera ampliación del proyecto, que contempla pantallas gigantes, luces de neón, videoconsolas, sofás de ésos que te masajean la espalda mientras estás sentado y camareras vestidas con el traje típico gallego (para reforzar el componente etnográfico).

Un fuerte aplauso por nuestra clase dirigente y su inigualable criterio para gestionar los fondos públicos.

Como todos los lectores habituales tenéis (espero) múltiples dedos de frente, resta decir que todo lo anterior está expresado bajo un tono sarcástico y con licencia “Creative Commons” para que sea más chévere-cool.

Ay si yo fuese presidente…

De coches oficiales

En tiempos de crisis todos sabemos que hay que apretarse los cinturones; y nuestra querida clase gobernante como siempre ha decidido predicar con el ejemplo; empezando por el presidente de esta nazón chamada Galiza nuestra querida Galicia que ha decidido que su coche oficial ya no aguantaba más y se ha pulido 480 mil euros en uno nuevo.

anterior coche oficial de Touriño
El anterior coche oficial de Touriño ya no daba para más

Vaya por delante que yo no sé cuanto cuesta un coche oficial; de hecho, he sido delegado de clase pero nunca me concedieron el Aston Martin negro que tantas veces solicité como coche oficial. Ahora bien, leyendo por ahí, parece ser que de los 480 mil euros, tan sólo 50 mil euros son destinados a las medidas de seguridad; lo que me hace pensar en por qué tenemos que pagar un coche de 430 mil euros para el presidente de una comunidad autónoma.

Mientras le cambiaban el ambientador de pino por la placa de “Precaución amigo conductor” y metían los discos de Ana Kiro y Juan Pardo en el cargador de CDs (con radio-CD y MP3 ya subía mucho el precio y hay que contener el gasto, que estamos en crisis) los ¿responsables? de la Xunta han declarado que “no es para tanto, Fraga tenía dos iguales“. Entonces, si Fraga se tira por un barranco… ésta gente se tira, pero sólo hasta la mitad, ¿no?

Porque seamos serios… ¿quién puñetas va a querer cargarse al Presidente de la Xunta? ¿realmente necesita un coche con todas esas medidas de seguridad? Si todos sabemos que el mejor método para eliminar a cualquier político de Galicia es una nécora-bomba.

Touriño; los taxis y el transporte público también existen.

Desatención al cliente II: Oleada de llamadas

A pesar de lo que he escrito ya, esto todavía no es ni la punta de la del iceberg. Esta es la historia de un joven cliente mal atendido y las aventuras que pasó hasta reclamar lo que era suyo por derecho. Para una introducción detallada al submundo del 1485 de timofónica leer Desatención al cliente. Porque ahora la historia continúa…


Vemos a nuestro héroe colgar el teléfono estoico, la mirada fija en el infinito. Sostiene sin mirarlo un auricular del que sale un sordo tuu tuu tuu que se pierde en el espacio mientras la mano baja lentamente hacia su fatídico destino. clack

>>>Tardarán unos minutos en arreglarlo, asi que me voy a merendar y a ver Sé lo que Hicísteis, para llamar de nuevo a las 5.


cinco


-**Bienvenido a movistar. Si es cliente pulse 1, si no es cliente pero desea …


>:(>Otra vez la misma rutina: 2 tic tic tic tic tic tic tic tic tlack 3


timofonistas


-Movistar buenos dias en que puedo ayudarle?
-blablabla liberar móvil…
-me indica su número de teléfono?


>¬¬>hay cosas que nunca cambian


timofon fon fon
-Movistar …?
-blabla…móvil
-…teléfono?


>:(>y dale


-tic tic tic tic tic tic tic tic tlack, blablabla bla liberar móvil.**
-Muy bien, le informo que estamos realizando unos servicios de mantenimiento en nuestros sistemas informáticos para mejorar la calidad del servicio y por causa de esto no podemos realizar su gestión. Esta operación tardará unos minutos asi que le pedimos que se ponga en contacto con nosotros mas adelante en esta misma tarde.
-Pero es que ya iban a ser unos pocos minutos cuando les llamé hace más de una hora.
-Lo sentimos, pero no podemos hacer nada.
-tuu tuu tuu

Vemos a nuestro héroe colgar el teléfono no tan estoico, la mirada fija en el aparato mientras una gota de sudor frío recorre su frente. Sostiene un auricular del que sale un amargo tuu tuu tuu que se pierde en el espacio mientras la mano baja no tan lentamente hacia su inevitable destino. clack


N.d.T.:A partir de ahora, y dado que habrá más llamadas, para abreviar me referiré a la parte de la conversación que marqué entre asteriscos (entre el inicio de la llamada y poder hablar con el operador cualificado) como “el protocolo de establecimiento”, y cuando proceda abreviaré el rollo de las labores de mantenimiento como “los cerros de úbeda”.

>ZZZ>6:00pm, hora de volver a llamar


(aquí va el protocolo de establecimiento)


>:)>les diré lo de los cerros de úbeda yo primero, de ese modo no se atreverán a emplear la misma excusa 2 veces.


-blablabla $cerros_de_úbeda
-Bien, pues le comunico que estas labores de mantenimiento aun no han acabado, y le pido disculpas en nombre de movistar por las molestias causadas. Le rogamos que se ponga en contacto con nosotros a lo largo del día de hoy…
-tuu tuu tuu

Vemos a nuestro héroe colgar el teléfono confuso, la mirada fija en el aparato mientras una sonrisa de idiota parte su cara en dos. Sostiene un auricular del que sale un estúpido tuu tuu tuu que le desgarra la cordura mientras la mano baja con un ademán de costumbre hacia su lugar de reposo. clack

>:S> 6:14pm, joder cuanto tiempo se pierde con el protocolo, supongo que me están dando largas hasta que acabe el día porque mañana será otro día y tendrán un nuevo guión para mentir. Pos ahora mismo los frío a llamadas hasta que me lo hagan.


(protocolo)
-mire es que les llamé antes y $cerros_de_úbeda y queria saber si está arreglado para que me lo hagan por fin.
-conoce usted los cerros de úbeda?
-tuu tuu tuu


>:(>GRRRRRR


(protocolo)
-cerros de úbeda?
-cerros de úbeda
-tuu tuu tuu


(repetir 8 veces)

Vemos a nuestro héroe colgar el teléfono furioso, la mirada fija en el aparato mientras una boca más animal que hombre enseña sus dientes amenazadoramente al aparato. Sostiene un auricular al rojo vivo del que sale un atronador tuu tuu tuu que resuena por toda la habitación mientras la mano baja mecánicamente hacia el colgador para ascender nuevamente en un diferencial de tiempo, como si hubiera entre los dos extremos del aparato un potente imán de la misma polaridad.

>xD>8:15pm ya noto como se me eriza el pelo y se pone amarilloenfadado


(protocolo)
-hola buenas, es que blablabla cerros de úbeda, blablabla, mil quinientas llamadas, blablabla
-ok digame el IMEI de su teléfono y le curso la solicitud.
-~entaitantos ~entaipocos ~entaimuchos…
-bien, su solicitud está hecha, dentro de 7 días le llamaremos para liberar el terminal
-hoy es lunes ¿el lunes que viene entonces?
-Si
-gracias majo
-a usted
-tuu tuu tuu

Vemos a nuestro héroe colgar el teléfono jadeando, la espalda doblada por el cansancio de la larga jornada de batalla. La mirada fija en el suelo mientras una mueca de dolor y satisfacción mezcladas rompe la simetría de su pétrea cara que refleja el placer del deber cumplido. Sostiene un auricular del que sale un minúsculo tuu tuu tuu que trae a su memoria recuerdos de victorias pasadas, murmullos de enemigos vencidos, astillas de lanzas quebradas y olor a deuterio por la mañana. En el tiempo que su mano baja nacen y mueren millones de universos mientras lo que fué centro de su mundo por unas horas se dirige inexorablemente hacia el lugar que será su tumba para toda la eternidad.


Victoria, triste victoria


To be continued…

Rey sin trono

La semana pasada me tocó el regreso a las aulas, como todos los años por ésta época desde hace ya bastante tiempo. Éste año tenía dos cosas absolutamente claras:

  1. Quiero mí título de Tecnico Superior de Instalaciones Electrotéctnicas; y lo quiero ya. Ya he tenido suficiente ración de instituto en mi vida (aunque tener que acudir a un centro donde se imparten ciclos de peluquería, enfermería y estética es una delicia visual para un pervertido como yo) y no sé que me da decir, a mis 21 años, “Bueno, me voy, que tengo que ir al instituto”
  2. Ni de coña me iba a dejar liar para volver a ser delegado.

La primera está en proceso; la segunda ya es una realidad.

Conseguir escaquearse del poder es realmente sencillo. No puedes decir directamente que no quieres ser delegado (*), porque tus enemigos te votarán para putearte (y tras un año pseudo-gobernando con puño de hierro, alguno tengo); así que hay que jugarse la baza psicológica y ser un déspota sinvergüenza e interesado:

- ¿Si te votamos éste año vas a hablar con los profesores para que nos dejen salir antes?
- No.
- Joder, ¿pero por qué no?
- Porque el horario es el que es; ésto no es una enseñanza obligatoria. El que no quiera estar aquí, ahí tiene la puerta. (Mira que me revienta el tema éste) Si me elegís gobernaré un año más con mano firme y puño de hierro.
- Pero… ¿de qué vas chaval?
- YO SOY LA LEY

Hecho, ya me había librado de ser delegado. Aunque al intuir quien sería mi sucesor no pude evitar sentir una cierta preocupación, porque lo quiera yo o no, se supone que el Delegado debe ser nuestro representante e intermediario (a.k.a. títere intermedio) y convendría que fuese alguien que no sea el primero que pasase.

Inesperadamente se produjo un empate para el puesto de subdelegado entre otra persona y yo mismo. Así que hubo que hacer una segunda vuelta. Aquí se me presentó una encrucijada; porque si bien mis principios me impiden votarme a mi mismo (si debo salir elegido debe ser por los votos de los demás y no por el mío), pero por otra parte, ni de coña quería al otro candidato como subdelegado; una simple gripe del delegado y tendría que haber soportado que uno de mis más duros críticos tuviese más poder que yo (y eso ni de coña mientras pueda impedirlo). Al final voté en blanco.

Pasaban las papeletas y el maldito voto en blanco no quería salir, se quedó el último. Tras 9 papeletas había un 5 – 4 a mi favor. Todos especulaban que iba a haber empate con la última papeleta mientras yo me partía por dentro porque ya había ganado.

- Y el voto decisivo es para… eh… ¿voto en blanco? Pues entonces… gana Himliano; enhorabuena, eres el subdelegado.
- Gracias…. [Mirada desafiante de superioridad dirigida a todo cristo]

Una vez más, la potra universal se puso de mi lado y se empezó a rumorear que había estimado cuantos votos iba a sacar y voté en blanco porque ya sabía que me sobraban. No lo desmentí porque es algo que contribuye a crear una imagen de poder que me encanta (aunque sea más falsa que 1 ^ ∞ = indeterminado)

Así pues, desde el lunes 29 de septiembre soy oficialmente un segundón.

Se acabaron los días de “Himliano, el Delegado” y comienzan los de “La leyenda del Delegado bigotudo” (también he dejado de ser bigotudo por un problema cutáneo). Ya nunca más podré responder con un “YO SOY EL DELEGADO” a lo Espartaco cuando alguien preguntaba por mí. Ni tampoco seguiré legitimado para ir gritando “YO SOY LA LEY” (cosa que me encantaba y hacía en cuanto se me presentaba la ocasión); y lo peor de todo es que ya no podré ir a entregar el parte en conserjería donde siempre estaba la personificación de la belleza hecha mujer.

Sin embargo, hay sus cosas buenas, los puyazos. No compensan la pérdida de poder (que bueno, en realidad poder, lo que se dice poder, no tenía ninguno; pero yo hacía como que sí lo tenía y me lo pasaba pipa ostentando mi cargo) pero molan lo suyo. De hecho, ya me he creado un discurso que suelto en cuanto tengo ocasión para desprestigiar al “nuevo“.

- El año pasado echábais pestes de mi labor al mando, y fijáos que casualidad, justo cuando dejo de ser delegado la bolsa se desploma, se estanca el mercado inmobiliario, la economía entra en recesión, aumenta el paro… Desde que ya no estoy al mando los principales gobiernos del mundo han tenido que aflojar pasta para intentar paliar la crisis. CRISIS global tras dejar el poder. ¿Casualidad? Permitidme que lo dude.

¡¡Si incluso bajo mi mandato España ganó la Eurocopa!! Ya veremos cuantos mundiales o eurocopas gana éste año.

Como podéis ver, es un completo disparate sin sentido alguno, pero a mí para hacer mi campaña demagógica de desgaste ya me sobra. Porque en el fondo, soy un cabrón, y me lo paso pipa chinchando a la gente. Además, yo sé que sigo siendo el rey (aunque sólo lo piense yo).

De momento al nuevo ya lo tienen medio mareado como criado recoge-fotocopias.

Se acabaron los días de gloria y entradas triunfales; sólo soy un Rey sin trono farfullando en el exilio.


(*): Como habitualmente ni dios quiere ser delegado y para evitar que el profesor tenga que elegir a uno a dedo, no podemos negarnos si salimos elegidos; esto es, se vota a quien se quiera y al que le toque se jode.