Archivo de la etiqueta: Política

La isla de Cortegada, o como no hacer negocios con la Corona

Finalmente, después de muchos tira y aflojas y de que la Xunta de Galicia haya aceptado pasar por el aro y pagar 1,8 millones de euros, la Isla de Cortegada vuelve a ser patrimonio gallego después de haber pasado por manos de la Corona y que ésta hiciese negocio al vendérsela a una inmobiliaria. Sí, habéis leído bien, negocio. Conviene aclarar que la Isla de Cortegada es un pequeña isla de unas 4 hectáreas situada en la ría de Arousa.

CortegadaPero recapitulemos un poco hasta el principio de la historia: allá por el año 1910, los vecinos de la zona de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) decidieron donarle la isla a Alfonso XIII para que éste se hiciiese allí su palacio de verano y pasar sus vacaciones por la zona; quizá con la intención de dar más publicidad a la zona. El caso es que tal palacio nunca llegó a construirse y pasaron los años hasta que un buen día de 1978, Don Juan de Borbón, que había heredado la propiedad de la isla , ni corto ni perezoso la vendió a una inmobiliaria ante la incredulidad de los vecinos.

Pues hoy, casi 30 años después la Xunta de Galicia ha llegado a un acuerdo con dicha inmobiliaria para recomprar la isla por la nada despreciable suma de 1,8 €. Está previsto un acto oficial para el domingo para conmemorar dicha adquisición y después la isla pasará a estar a disposición de los vecinos para su uso y disfrute. Yo no sé vosotros, pero entre 40 millones del año 1978 y trescientos del año 2007 creo que el mejor negocio lo hizo D. Juan de Borbón. Lo que sí esta claro es que una vez más se ha regalado algo que luego se ha tenido que recomprar de manos privadas.

Vosotros que opináis: ¿Algún día dejarán de regalarles terrenos a la Corona para que luego hagan negocio con ellos?
Para que luego digan que vender los regalos que no te gustan es una cosa moderna.

El tema del Himno Gallego

Con motivo del centenario del himno gallego van los ilustres pensadores de la Xunta de Galicia, y no se les ocurre otra cosa que decidir obligar a los niños a aprender el himno gallego en las escuelas (ya se habían descolgado anteriormente con propuestas como cambiar a Galicia de zona horaria). Como gallego que soy y habiendo estudiado en un colegio público tengo que expresar mi opinión porque soy incapaz de quedarme callado al tratar temas como éste.

A mi me parece realmente vergonzoso que la gente que se supone que tiene que arreglar los problemas de Galicia (y tienen unos cuantos muy graves que arreglar) se dedique a discutir y aprobar estas chorradas. ¿Se imaginan a dos dotaciones de bomberos debatiendo en una asamblea a ver cual de ellas entra primero en un edificio en llamas? Pues ésto es algo similar… Si lo que realmente quieren es fomentar el sentimiento galleguista entre los niños obligarles a aprender y recitar un himno seguramente es la peor opción. Si quieren fomentar el sentimiento galleguista, enséñenles a valorar lo que significa Galicia. Enséñenles a hablar en gallego, pero un gallego que hablan sus abuelos, sus vecinos… Nada del gallego que se han sacado de la manga los culturetas de la Academia con sus grandes teorías sobre el gallego y que resultan en incoherencias como:

El pulpo de toda la vida ahora no es pulpo; es polbo. Pero, ah, sorpresa, la mujer que vende pulpo no es una polbeira, sino una pulpeira.

¿Y saben que pasa? Que si un chaval, aprende a hablar gallego en su casa pero llega a la escuela y le obligan a estudiar un gallego que no es el que él conoce sino un lenguaje extraño que sólo hablan cuatro pasados de rosca y la gente de la TVG, lo normal es que al chaval no le haga ni pizca de gracia. Si a eso le añades la posibilidad de que a lo largo de su vida estudiantil es probable que de un año para otro cambien la normativa lingüística y el gallego que sepa tendrá que volver a aprenderlo lo habrán cambiado de arriba a abajo. (A mi pasó en el intervalo 3º – 4º de ESO y puedo asegurar que es un coñazo) ¿Con todo eso que consiguen? Que chavales que llevan desde pequeños escuchando y hablando gallego acaben asqueados totalmente y aborreciendolo. Como me dijo un amigo:

¿Para qué voy a esforzarme en aprenderlo si cuando les da la gana lo cambian de arriba a abajo?

Veamos, las cifras indican que el porcentaje de fracaso escolar en Galicia oscila entre el 25 y el 30%. Es decir, uno de cada 3 chavales no logrará acabar la ESO. Pero no hace falta acudir a estadísticas, sólo necesitamos ver la escasa formación que tienen bastantes jóvenes (y no tan jóvenes) en ciertas disciplinas como las matemáticas, las ciencias o la lengua. ¿Se van a dedicar a mejorar eso? Noooo, ¿mejorar la formación de los alumnos? ¿Para qué? ¿Para que puedan pensar por sí mismos? No, vamos a obligarles a perder el tiempo en aprender y recitar un himno con el que la mayoría no se sentirán identificados porque previamente habremos hecho que lo aborrezcan.

Aunque no lo comparta (me parece ridículo afirmar que un gallego tenga una idiosincrasia distinta a la de un madrileño; sin ir más lejos yo tengo una idiosincrasia totalmente distinta a la de mi vecino y no por ello reivindico nada), me parece perfecto que haya un sentimiento nacionalista; me parece genial que se defienda la validez del gallego. Pero lo que me parece una SOBERANA ESTÚPIDEZ es que los políticos, en vez de ocuparse de problemas como la falta de empresas tecnológicas gallegas, el éxodo de gente joven cualificada, el atraso de la sanidad pública, el fracaso escolar, la falta de vivienda accesible para el ciudadano medio, la sinisetrabilidad en las carreteras… ¿seguimos? Pues en vez de ocuparse de eso, de problemas mucho más urgentes; se dedican a perder horas, días y meses en discutir si un alumno debe aprender a recitar el Himno Gallego o no.

A mi me da igual que enseñen el himno gallego a los chavales; lo que no me da igual, es que haya estudiantes que estén en el primer año de Bachillerato y no tengan ni puñetera idea de quien fue Napoleón, ni tengan constancia de que un día Alemania estuvo dividida en dos, que no sepan explicar la diferencia entre un múltiplo y un número primo o que piensen que la Guerra de Vietnam y la Segunda Guerra Mundial fueron lo mismo.

¿Con gente con esa cultura general, que nos espera el día de mañana?

Me gustaría conocer vuestra opinión sobre el asunto.

Seguimos con el temita “El Jueves”

Si ya lo dice el refrán… ¿No quieres caldo? Pues toma siete tazas…

Ahora va el Anasagasti y llama “vagos” e “impresentables” a la familia Real. Yo no voy a volver a entrar en si tiene razón o no…
Me voy a limitar en señalar como en el artículo Sobre el asunto El Jueves; que se puede tener razón o no; pero nunca hay que faltar al respeto. Y mucho menos cuando pretendes posicionarte en contra de alguien (ya dice el sabio “Descalifica a alguien en una discusión y le habrás regalado el no tener que defenderse”).

A día de hoy, en España seguimos con los mismos problemas que la semana pasada… Ya vemos en que ocupan su tiempo “los que mueven el cotarro”.

Sobre el asunto “El Jueves”

Mira que a mi no me gusta escribir entradas en el blog estando de mal humor, pero el tema este ya me está tocando la moral.

El pasado miércoles, la revista humorística “El Jueves” se lució al publicar la siguiente portada, para satirizar la Ley aprobada recientemente de premiar con 2.500 € a cada pareja que tenga un hijo (mucho criticar, pero seguro que si alguno de los dibujantes es padre a partir de ahora bien que pondrá la mano),

El jueves

Sigue leyendo

Negar la evidencia

El pasado mes de Marzo, se cumplió el tercer aniversario del atentado terrorista en Madrid que segó la vida de tantas y tantas personas que acudían a sus respectivos trabajos en tren como cualquier día.
Hoy, tres años y unos pocos meses después, me he encontrado en con que en las noticias todavía se trata el tema, por el simple echo de que un grupo de personas no asume la derrota de la opción política de la que es simpatizante; me explico:

Como todos sabeis, tres días después del atentado, se celebraron las elecciones generales, saliendo elegido presidente José Luis Rodríguez Zapatero en decrimento del candidato de la derecha española Mariano Rajoy. Hasta aquí todo lógico, si no fuese porque desde el momento en que el partido popular supo que perdía el poder que tenía hasta entonces, se dedicó a justificar su derrota dejando claro que el terrorismo le había dado la vistoria al rival político. Si ya esto de por sí es indignante e insultante para todos los españoles que no confiaron su voto al partido antes nombrado y para el propio partido vencedor, aún resulta más siniestro que durante toda esta legislatura, la oposición hecha por estos elementos, que se consideran capaces de gobernar, ha sido la de la negativa porque sí y la del empleo de algo tan serio como el terrorismo para beneficiarse e ir confundiendo al ciudadano hasta el punto de asegurar que no votar a su partido es votar al terrorismo.

Pero esto no acaba aquí, han utilizado el atentado del 11-M, el más sangriento de toda la historia de España, transformando la historia a su gusto, para que el juicio por dicho atentado se alargue en el tiempo, el modo, muy sencillo: asegurar que ETA está en el ajo.

Esta hipótesis que casi no merece ni ser llamada así; es “el cuento” con el que la derecha se sostiene y ha logrado que aún a día de hoy se siga con el juício. Su objetivo está casi conseguido, es ni más ni menos que mantener en actualidad un atentado de hace cuatro años, hasta las próximas generales, y así de manera sucia y rastrera emplear dicho tema, que gracias a ellos seguirá por entonces de actualidad, como una de las armas para arrebatar el poder al rival político.

El partido popular ha logrado por medio de sus argumentos crear dos terrorismos, el que les conviene y el que no. El que les conviene es el de ETA, porque es más cercano a todos los que votan y si consiguen hacer creer a la población que tuvieron que ver en el 11-M una gran parte se pondrá de su lado. El que no les conviene, es el terrorismo islamico, porque es el causado por ellos con sus alianzas políticas en el extrangero en su época de poder, y sus actuaciones militares en otros países, porque, si amigos, España hasta el 14 de Marzo de 2004 estaba en guerra, aunque no lo quisiesen reconocer, y casi no lo notaramos por la debilidad del rival. Eso sí, el 11 de Marzo este “débil” rival atacó haciendo un daño que en comparación con el que sufren ellos en su país es ínfimo.

Con todo esto no justifico ningún tipo de terrorismo, condeno todo terrorismo, dejando claro que para mí tanto tiene de terrorísta poner bombas en lugares públicos como acudir a un país y bombardearlo. Condeno a todo aquel que emplee el terrorismo como arma electoral. Condeno a quien le conviene que, ante un acto terrorista, los causantes sean unos y no otros, porque entonces ellos son parte del terrorismo. Mentir, engañar, aprovecharse del dolor y la confusión de quien ha perdido a gente querida en algún atentado es terrorismo. Pretender posicionar a las vícitmas del terrorísmo políticamente es algo terrible, porque se está  excluyendo a las otras opciones políticas de lo correcto y pacífico.

Visto lo visto, lo mejor será esperar a que algún día tengamos en este país una derecha digna.